Pasar al contenido principal

Destruidos complejos para la producción de estupefacientes en Perú

Unidades de la Dirección Antidrogas de la Policía Nacional del Perú, en integración de información y capacidades distintivas de la Armada de Colombia, lograron la ubicación y posterior destrucción de dos complejos para la producción de estupefacientes ubicados en área general de la provincia de Loreto (Perú), zona de frontera con Colombia y Brasil.

El primero de estos complejos estaba constituido por 06 infraestructuras ilegales para el procesamiento de pasta de base de coca y la obtención de clorhidrato de cocaína, además de cinco zonas campamentarias, las cuales tenían la capacidad de albergar a cerca de 60 personas, integrantes de organizaciones narcotraficantes trasnacionales. Así mismo, contenía 4.172 kilogramos de clorhidrato de cocaína liquida y 91 toneladas de insumos sólidos, además de armas de distintos calibres y munición, siendo capturadas tres personas de nacionalidad peruana que se encontraban custodiando el lugar.

Paralelamente, fue hallado otro complejo compuesto por 10 infraestructuras ilegales para el procesamiento de pasta de base de coca, con capacidad para producir cerca de una tonelada del estupefaciente y en donde había 24 toneladas de insumos sólidos, armamento tipo y munición.

Según información de valor, estas organizaciones narcotraficantes trasnacionales tendrían nexos con el Grupo Armado Organizado residual Estructura 48 que delinque sobre el río Putumayo, afectando de esta manera su principal fuente de ingresos económicos, reduciendo así su capacidad de afectación a la Fuerza Pública y comunidades en la región.

La Armada de Colombia, a través de la Fuerza Naval de la Amazonía, continuará desarrollando operaciones fluviales contra todo agente generador de violencia y organización transnacional dedicada al narcotráfico en el área de responsabilidad fluvial asignada, evitando el uso ilegítimo de los ríos e impactando las fuentes de ingresos económicos de las organización narcotraficantes trasnacionales y los Grupos Armados Organizados residuales que afectan la paz, el desarrollo económico y social de las comunidades en el suroriente del país.