Orden de Boyacá

  • Increase
  • Decrease
  • Normal

Tamaño actual: 100%

Reseña Histórica

La Orden de Boyacá fue creada por el Libertador para premiar los esfuerzos y sacrificios de los Próceres en la Campaña Libertadora de 1819, y en la actualidad es el galardón más valioso que la República otorga a los oficiales que se han señalado por sus servicios en favor del Ejército y la más alta distinción honorífica para los ciudadanos eminentes y para los nacionales de países amigos de Colombia, a quienes el Gobierno quiera concederla, en atención a méritos personales, o como una prueba de fraternidad internacional.

La primera imposición se realizó en la Plaza Mayor de Bogotá el 18 de septiembre de 1819, día en que se celebró el triunfo de Boyacá.

En esta fecha - dice el historiador don José Manuel Restrepo-, Bolivar, acompañado de los Generales Anzoátegui y Santander, desde el Convento de San Diego, bajo arcos triunfales, recorrio en solemne procesión la principal calle de la ciudad, hasta la Catedral. En la Plaza Mayor, bajo un templete, ornamentado de famas y de glorias, una hermosa mujer, cuyo padre había sido sacrificado por los españoles, colocó sobre la cabeza del Libertador una corona de laurel, y otra puso en el peso del triunfador la Cruz de Boyacá, en tanto que otras dos hacían lo mismo con los Generales Anzoátegui y Santander.

Con ocasión de la celebración del primer centenario de la campaña libertadora de 1819, el Gobierno consideró conveniente, para estimular en la oficialidad el amor a las glorias militares y la veneración a los Libertadores, conceder la Cruz de Boyacá a los Oficiales del Ejército como recuerdo de tal conmemoración, y al efecto, por medio del Decreto número 1667 de 8 de agosto de 1919, ordenó una Cruz de Malta de cinco centimetros de diámetro, en cuyo centro iba la Bandera Nacional rodeada de un círculo de oro y la inscripción: Centenario de Boyacá.

Esta Cruz era de plata para los Oficiales Generales y superiores, y de bronce para los Oficiales inferiores y Alféres del Curso Militar;se llevaba al lado izquierdo del pecho, pendiente de una cinta azul, y en el reverso iba la inscripción:1819-1919. Se concedía a los Oficiales que, a juicio del Ministerio de Guerra, fueran acreedores a esta distinción.

Por Decreto número 513 de 1922, se hizó extensiva la concesión de la Cruz de Boyacá a los militares y a los diplomáticos de naciones amigas de Colombia, para corresponder así a las distinciones de que habían sido objeto los oficiales y los diplomáticos colombianos por parte de Gobiernos extranjeros.

Se dispuso entonces que la Cruz de Boyacá tuviera la forma de una cruz de Malta, de 43 milímetros de diámetro, que en el centro, en alto relieve, fuera el busto del Libertador, rodeado de un círculo de esmalte azul, sobre el cual diría la inscripción: Colombia - Centenario de Boyacá; que los brazos llevaran adornos del mismo esmalte, y en el reverso, sobre un círculo de esmalte, la inscripción 1819 - 1919.

Páginas